Movilidad segura inclusiva en pandemia

Equipo: CESCA Bogotá
Descripción de la propuesta

Movilidad Segura Incluyente en Pandemia, MSIP, es un modelo de movilidad disruptivo pensado desde el urbanismo táctico entiende las lógicas de la pandemia como una oportunidad.. Aborda el desafío mediante de 4 sistemas: empoderando la ciudadanía, refuncionalizando infraestructura estratégica, adecuando intersecciones y estrategias de biciparqueo. Está compuesto por estrategias tangibles e intangibles que impactarán la infraestructura de la ciudad y el pensamiento de sus ciudadanos. Empoderamiento Sistema líder de MSIP; transversal a los demás. Intangible, sin embargo, encargado de tomar todas las decisiones tangibles del proyecto. Todo en pro de empoderar a la mujer y comunidad. Consta de estrategias pedagógicas, incluyentes, promueve distanciamiento físico, bioseguridad, inteligencia ciudadana + vial y genera muestras artísticas urbanas.Una mujer desplazándose en bicicleta empodera todo el género para apropiarse su ciudad y unirse a al nuevo modelo de movilidad Intersecciones: bioseguras No solamente ofrecen un riesgo de accidentalidad, también de contagio. Este sistema lo entiende, dispone dinámicas de distanciamiento estático (2m) y en movimiento (5m). Refuncionalización vial: Refuncionaliza infraestructura para adaptarla a nuevos paradigmas de desplazamiento urbano. Consolida la perdurabilidad de ciclovías primitivas de pandemia, impone identidad y delimita el distanciamiento en movimiento (5m). Estrategias de biciparqueo Entiende una nueva necesidad: biciparqueo. Un nuevo servicio público para Bogotá. Lo resuelve a través de soluciones de urbanismo táctico, tienen en cuenta desinfección: bioseguridad + distanciamiento.

Desafío

Los espacios públicos de las metrópolis están muertos. Producto de la pandemia los ciudadanos no deben utilizar masivamente los medios de transporte público, ya que el mismo no cumple con las nuevas lógicas de distanciamiento físico vital. Para reanimar tales espacios en un contexto de reactivación económica en donde el virus aún existe. El desafío radica en inyectar flujos de ciudadanos al espacio público de una manera segura, teniendo en cuenta las lógicas de bioseguridad y distanciamiento físico. Producto de la pandemia, múltiples metrópolis tales como: Milán, Berlín, New York, CDMX y claro: Bogotá, se vieron obligadas a refuncionalizar su infraestructura y adecuarla ,primitivamente, al uso de las bicicletas, una alternativa clave que moviliza ciudadanos manteniendo distancia vital. El desafío es una oportunidad: un escenario fértil para la consolidación definitiva de tales lógicas de refuncionalización permanentemente: impactarán contundente el funcionamiento de las ciudades latinoamericanas y en el imaginario ciudadano. Responderemos con un plan premeditado, no reactivo: proactivo. Tendrá como núcleo a la mujer y la comunidad. Se posicionará como el nuevo eje generador de cambio, necesario en un nuevo orden mundial. Marcará la pauta del paradigma urbano disruptivo que Latinoamérica necesita en un contexto de reactivación económica y en una eventual post pandemia. Bogotá: el mejor escenario para tal plan. Decreto 456 de 2018, capital mundial de la bicicleta. 550Km de ciclorrutas permanentes, y producto pandemia: 117Km temporales, consignadas en POT 2020, aprobado en pandemia, promueve dramáticamente movilidad bici e intermodalidad para mitigar la pandemia. Bogotá cuenta con 23% de viajes femeninos en bici. Fortalecido con el pasado congreso 50/50 en septiembre 2020.

Potenciabilidad y Escalabilidad

"MSIP será ejecutado en tres fases: corto,mediano y largo plazo. Cada fase es progresiva, sólo podrá ser ejecutada la siguiente luego de ejecutar estrategias que demuestren su efectividad en los radios de influencia de fase. Tal efectividad será medida a través de protocolos comprobatorios que levantan datos, estadísticas y percepciones de los ciudadanos en lo relacionado con el proyecto. El proyecto se escalará en rango de 1-3 años después de la primera prueba piloto. Influirá en tramos más grandes de la ciudad, mutará progresivamente a materiales más duraderos e ideales para el mantenimiento que aseguren la permanencia en tiempo. Corto plazo: Prototipo MSIP. Octubre-Noviembre Una intersección neurálgica en la ciudad (cra7-calle45): una carrera y una calle icónicas. La primera, la imponente séptima, avenida con más diversidad de usos en la ciudad, y la segunda, calle 45, el ejes más importante para población flotante joven. Punto vital a reactivar. En contextos prepandemia, tuvo relaciones entre gente diferente todo el tiempo. Remata al oriente con la PUJ, al occidente con la UNAL, al norte con la Piloto y la Católica. A partir de la primera prueba piloto se establecerá un protocolo de comprobación: registrará aciertos y posibilidades de mejora con estrictos levantamientos de información cuantitativa y cualitativa sobre movilidad urbana pre/post MSIP. Se contrastará y demostrará el impacto positivo en la ciudad. Mediano plazo: extensión MSIP - seis localizaciones neurálgicas más. 6 meses – 1 año Largo plazo: consolidación definitiva + mantenimiento 1 año – 3 años. "

¿Te interesa esta idea?

País

Categoría

Temática