Festival Urbano para la Convivencia Ciudadana

Equipo: Jorge Luis González Villasmil
Descripción de la propuesta

Nuestro festival propuesto en el MACZUL incluye dos áreas para mayor estancia y disfrute. Un área en la plaza cubierta con 1.000 metros cuadrados aproximadamente, con un recorrido diverso que incluye estaciones de arte, danza, teatro, pintura, feria, bazar, artistas y entretenimiento. Articulado de forma armónica con música en vivo, relajante y envolvente para crear un ambiente único. Convirtiéndola en una experiencia de alto impacto vivencial e inspiracional, multisensorial para niños y adolescentes, entretenida e innovadora para jóvenes, recreativa y cultural para personas adultas y adultos mayores. Amplio espacio, gran ventilación natural y extensa rampa de acceso garantiza accesibilidad considerando a personas con discapacidad, permitiendo una simbiosis de alejamiento espacial con acercamiento artístico y humano, reafirmado con señalización y direccionalidad para tranquilidad y fluidez. La otra área contará también con 1.000 metros cuadrados aproximadamente en la plaza exterior con actividades al aire libre, diversas atracciones, juegos lúdicos para niños, jóvenes y adultos, acompañado de feria, bazar, recreadores y concursos que estimulan participación y aprendizaje cultural. La propuesta exterior estimula el movimiento como fuente de salud, promoviendo que la actividad física mejore funciones respiratorias, musculares, salud ósea y funcional en general. Además, reduce la depresión y el deterioro cognitivo según la Organización Mundial (OMS) y Panamericana de la Salud (OPS). Las actividades al aire libre fueron seleccionadas para conservar distanciamiento físico y espacio suficiente para disfrute sin aglomeraciones. El poeta romano Juvenal cita “Mens sana in corpore sano”, la armoniosa dualidad cuerpo-mente es vital en pro de una vida saludable.

Desafío

Maracaibo, con 1.550.000 habitantes aproximadamente, es una ciudad capital que creció sin planificación urbana, dispersa, con baja densidad poblacional, servicios públicos deficitarios y escaso espacio público, situada en el estado Zulia, primera entidad federal con 4.323.000 habitantes aproximadamente. La convivencia ciudadana, el esparcimiento y la recreación es una urgente necesidad. Durante su crecimiento económico como capital petrolera, comercial y cultural, desarrolló durante décadas importantes obras de construcción que pueden ser adaptadas (Build-back-better) a los cambios que representa la sostenibilidad e innovadoras formas de uso espacial vigente. En el corazón geográfico de la ciudad se encuentra el campus de la Universidad del Zulia con aproximadamente 70.000 jóvenes universitarios, siendo la casa de estudios más importante del occidente del país. Y en las puertas de ese corazón geográfico, se encuentra el Museo de Arte Contemporáneo del estado Zulia (Maczul), con 3,6 hectáreas de terreno y 13.000 metros cuadrados de construcción con espacios cerrados, espacios abiertos techados y abiertos al aire libre, disponibles para la comunidad universitaria y para todo el público de la ciudad por su privilegiada ubicación, acceso peatonal, ciclístico, vial y amplio estacionamiento. Es de los museos más grandes de América Latina. La demanda de espacio público es la necesidad humana como seres biopsicosociales, que se manifiesta cotidianamente demandando balance entre cuerpo y mente; prevenir perturbaciones en esa triangulación es permitir bienestar con quienes somos y a socializar con nuestro entorno. Esa búsqueda de bienestar representa una gran oportunidad que debe ser comprendida y atendida en la escala humana, nutrida con valores, civismo y alegría. Bienestar es Salud.

Potenciabilidad y Escalabilidad

"Todo es de fácil montaje y desmontaje; la organización es similar a cualquier evento social, cultural o recreativo. El área techada solo requiere un mínimo de paneles para estructurar recorridos y delimitar espacios claves. Y el área al aire libre solo posee demarcaciones mínimas logradas con cuerdas y rayado, común en juegos deportivos. Es de bajo costo y los materiales son reciclables y reutilizables. Las principales estructuras de señalización y mobiliario urbano serían con estibas o paletas de madera, reutilizadas de uso industrial. Una alternativa económica e igualmente agradable estéticamente, con flexibilidad de tamaños, usos y colores. La adaptabilidad de la propuesta a espacios públicos similares, permite ser replicado en cualquier sector, ciudad o región. La versatilidad y diversidad programática de su contenido potencia su demanda continua y en cualquier época del año, hacia una posible intervención permanente con estrategias de financiamiento sostenible. La iniciativa empodera a artistas, organizaciones, fomenta alianzas y dinamiza a la sociedad civil para fortalecer lazos de cooperación e integración social. Cuando hablamos de replicar, no solamente hablamos de su montaje o instalación, sino de los impactantes resultados en la participación y convivencia ciudadana. Multiplicamos de forma masiva oportunidades y herramientas a través del arte y la cultura que incrementan la tolerancia, el respeto a las normas, los deseos de aprender y saber, la expansión de la imaginación y creatividad, desarrollan el pensamiento crítico y los valores humanos y ciudadanos, y refuerzan la conexión con la ciudad que habitamos hacia una cultura de paz. Permite ser disfrutada por todas las edades de manera individual o grupal, como parte de la integración para aprender, vivir y convivir. "

¿Te interesa esta idea?

País

Categoría

Temática