bITS19

Equipo: Lorena Escobar Chanona, Evelyn Citlali Rocha Miranda, Pedro Ortiz Fernando, Alejandra Argüello Caramón
Descripción de la propuesta

Nombrada bITS19, está pensada para reapropiarnos del espacio público y encaminar a la gente a conservar la distancia entre sí a través del juego. En el espacio cercano al Parque de La Bola, se propone una serie de rutas que permitirán aumentar el área disponible para realizar actividades recreativas y así evitar aglomeraciones, conectando diversos espacios con una intención de diversión: Plazas. Crear grandes tableros en el suelo con juegos donde se represente el área segura a no menos de 1.5 m de distancia. Pistas. Pintar en el piso a través de un juego la distancia segura y la forma correcta para rebasar. Plazoletas. Espacios remanentes con bancas o sitios para sentarse utilizar juegos en piso para delimitar distancia segura. Glorietas. Dibujar esquemas en el piso que permitan una foto segura en caso de ir en grupo. Comercios. Integrar a las rutas señalización vertical en locales comerciales para incentivar reactivación económica de la zona. Se utilizarán elementos gráficos horizontales y verticales que visualmente sean atractivos y divertidos. La idea es privilegiar al peatón proporcionándole opciones de rutas alternas: continuar por un camino en que tal vez "nos lleve el tren" o "pensar en que el que busca encuentra". De esa forma se crea interés y curiosidad al regresar al espacio abierto, generando secuencias de usos divertidos y sorpresas. El humor y los juegos lúdicos, que a muchos nos recuerdan la infancia. son una pieza clave en esta reapropiación ya que buscan generar risa entre los usuarios y con ello contribuir a la salud, pues tienen beneficios fisiológicos, psicológicos y sociales. Al reducir el nivel de cortisol en sangre y mejorar el sistema inmunológico, disminuye la tristeza, depresión, ansiedad y el estrés y proporciona ilusión, humor, y gozo.

Desafío

La región de América Latina, caracterizada por climas favorables para la vida al aire libre, se ve ante la incertidumbre de salir y encontrar una nueva forma de socializar en los espacios abiertos. Desde esta perspectiva, y considerando la posibilidad de que el ejemplo de unos, sea ejemplo para otros, se presenta el desafío de volver al espacio abierto. El objetivo es aceptar nuestra vulnerabilidad y adaptabilidad, apropiarnos de los espacios y compartir en un estado de concientización, donde nos protegemos como individuos y comunidad, sin dejar de divertirnos y gozar la vida al aire libre. A partir de nuestras observaciones realizadas, posteriores al confinamiento en México, seleccionamos el Parque de La Bola como sitio de intervención, por el gran número de actividades y un uso continuo a lo largo del día y de la semana, lo que implica que, resulte difícil cumplir con las recomendaciones de sana distancia y evitar sitios concurridos. Entre las actividades que se han logrado identificar cerca del parque y al interior del mismo, están correr, caminar, pasear en familia o con la mascota, realizar artes marciales, salir en bicicleta, ejercitarse haciendo algo de box, comer, esperar una oportunidad de trabajo o leer. Las horas preferidas son la tarde y la mañana, cuando al parecer los usuarios (jóvenes y adultos, que van solos o con un acompañante), buscan iniciar bien su día o terminarlo con el menor estrés posible. Las necesidades recreativas y sociales de cada uno van en el sentido de disfrutar la vida al aire libre con seguridad, fortalecer el sistema inmune, liberar el estrés y aprovechar los espacios abiertos públicos que se encuentran en un entorno inmediato de 1 km de distancia, pues la cercanía entre cada uno de ellos va generando una pequeña red de espacios abiertos.

Potenciabilidad y Escalabilidad

"Para adaptar bITS19 se consideró una ruta crítica a replicar en otros sitios partiendo de objetivos precisos: 1.Delimitar. Refiriéndose a seleccionar un área a intervenir y delimitarla para su estudio, ya sea una colonia u otra demarcación geográfica que se pueda recorrer a pie en 15 minutos. 2.Identificar. Reconocer los espacios abiertos públicos existentes (parques, plazas, glorietas, andadores y espacios residuales) donde puedan llevarse a cabo actividades recreativas. 3.Observar. Registrar las actividades que ocurran en cada espacio identificado, así como horarios, flujos, usuarios más comunes y calles más utilizadas por peatones o ciclistas. 4.Proponer. Recomendar el uso predominante para cada espacio según sus características y potencial para integrarse al sistema de espacios abiertos. 5.Conectar. Unir los espacios propuestos, creando una red de espacios con rutas de color trazadas sobre las calles, con el fin de aumentar la superficie aprovechable para actividades al aire libre. 6.Distribuir. Previo a puntos críticos donde exista aglomeración de personas se dividirán las rutas, esto permitirá extender el recorrido de forma segura y conservar la sana distancia. 7.Pixelear. ¡A jugar!, vamos a pixelear los espacios, esto quiere decir, trazar retículas sobre los espacios implementando juegos reconocibles según las condiciones de cada espacio. Considerando que las especificaciones técnicas de los materiales pueden variar, se contempló que cumplieran ciertas características: de fácil disponibilidad en el mercado local, que fueran similares o semejantes a otros materiales o también reutilizables. De esta forma, no sólo se utilizan materiales conocidos, sino materiales locales o de la región, disminuyendo así su costo y aportándole identidad local al proyecto. "

¿Te interesa esta idea?

País

Categoría

Temática