Calle al Cubo: Reactivación Sociocultural Segura

Equipo: Diego Irizarri, Denisse Larracilla, Paulina Pesantez, Benjamín Telias
Descripción de la propuesta

Se propone el montaje de un espacio cultural local, abierto, temporal e itinerante para la ocupación y reactivación del espacio público con fines culturales y socioeconómicos. La propuesta, denominada “Calle al Cubo”, es una intervención material del espacio público que, a partir de la instalación y conjugación incremental de cubos de madera, pintura en piso y otros elementos complementarios, permite el acondicionamiento de cualquier espacio urbano para albergar actividades culturales de pequeña escala. La propuesta simple, pero de alto impacto local, requiere un presupuesto acotado y tiene una alta factibilidad de implementación rápida en distintas tipologías de espacios: lugares residuales o sub-utilizados (sitios eriazos, estacionamientos, canchas en desuso), plazas preexistentes pero con limitada infraestructura, o bien la calle -el espacio público por excelencia- a través de su conversión temporal en un espacio peatonal. La propuesta busca acercar los servicios culturales a los barrios, sobre todo en donde existe un limitado acceso a este tipo de actividades -y que se ve agudizado por la contingencia sanitaria- así como a sectores con poco espacio público de calidad. Al generar un lugar donde es posible disfrutar de la oferta cultural con las medidas de seguridad pertinentes, se busca reconstruir la confianza en el uso del espacio público, incidir positivamente en la asimilación de medidas de distanciamiento, potenciar la interacción vecinal, así como reactivar la economía del entorno. Con esto, se busca un cambio inminente en la concepción de lo local hacia un estado de resiliencia, utilizando la cultura como plataforma de cambio y como un mecanismo estrechamente vinculado con un desarrollo humano integral.

Desafío

América Latina y el Caribe (ALC) es un territorio altamente urbanizado con ciudades que reflejan la diversidad cultural de sus países y regiones. Al mismo tiempo, presenta grandes desafíos para la superación de inequidades socioeconómicas en las grandes ciudades, mismas que enfrentan altas tasas de desigualdad socioespacial, acceso a servicios, segregación y escasez de espacios públicos de calidad. Los actuales sistemas de planificación y gestión urbana requieren de una reintegración de la escala humana y la justicia espacial para la creación de espacios urbanos seguros, sustentables y que permitan un acceso equitativo a los servicios urbanos, como la cultura y la recreación, a través de la participación de sus ciudadanos, la activación económica y desarrollo cultural. La crisis sanitaria y socioeconómica impuesta por la pandemia mundial, impone barreras aún más profundas para la consolidación de ciudades que funcionen como sistemas socioambientales sustentables. En este contexto la escala humana ha aparecido como un requisito social ineludible, y la resignificación del espacio público como un aspecto central del desarrollo urbano. En un escenario altamente cambiante e incierto, se requieren medidas de diseño y planificación enfocadas en una transición urbana segura y que, ante los fuertes impactos socioeconómicos en Latinoamérica, permita una reactivación desde lo local. Especialmente, el arte y la cultura son rubros muy golpeados por las medidas de distanciamiento físico, que necesitará de soluciones rápidas y simples aprovechando el espacio público como nuevo escenario para su difusión abierta y democrática, lo cual se presenta como oportunidad para la reapropiación inclusiva del espacio público con fines sociales, culturales y económicos en un contexto de transición post-pandemia.

Potenciabilidad y Escalabilidad

"Entendiendo ALC como un territorio heterogéneo -pero con concepciones compartidas- el objetivo del proyecto busca conciliar aquellos matices en una misma puesta en común. A partir de la intervención del espacio público, se plantea una idea de transformación para una ciudad socialmente activa post-confinamiento. Por otra parte, considerando la diversidad de las ciudades latinoamericanas, se aborda un proyecto que desde su diseño presenta una alta capacidad de adaptación, ya que esta propuesta puede superponerse a espacios grandes, pequeños, regulares, e irregulares, fijos o itinerantes, y adaptándose al contexto social. La clave de esto se aloja en la unidad de construcción: el cubo en sus diferentes posibilidades de uso. Junto con la aplicación de patrones llamativos, la implementación de la propuesta es simple, rápida y económica pero de alto impacto social. La cantidad de cubos a ensamblar dependerá del espacio disponible. Asimismo, el tiempo de intervención dependerá de pequeños cambios en gastos variables. Por otra parte, el nivel de organización barrial definirá el tipo/cantidad de oferta cultural: micrófonos abiertos, charlas o contratación de artistas. El prototipo inicial se realizará en el conjunto habitacional “Villa Frei” (Ñuñoa), en un espacio vacío aledaño a un núcleo de comercio barrial. La identidad del conjunto representa un barrio con habitantes heterogéneos y altamente comunicado. De ello se desprende una buena plataforma de experimentación para revitalizar un espacio subutilizado y con potencial para reactivar el comercio local y el tejido social, además de propiciar acceso a cultura a una población que por lo general no dispone de ella de manera cotidiana. "

¿Te interesa esta idea?

País

Categoría

Temática