Estación Cultivo

Equipo: Cecilia Comerci (RAMA - Red Argentina Mujeres y diversidades de la Animación) / Romeo Sosa (Romland) / Sasha Reisin (Experiencia Muta, Primo)
Descripción de la propuesta

Encontramos soluciones inclusivas en la forma de una estación de cultivo y huerto comunitario con mobiliario integrado que haga posible comer al aire libre, centrado en la experiencia humana y contemplando las normas de salud y distanciamiento físico. Promovemos la participación ciudadana en el cuidado de la huerta, creando un nuevo espacio verde, local y sostenible en la ciudad que también pueda utilizarse como un espacio productivo y educativo. Aplicamos un modelo de economía solidaria y circular con múltiples beneficios: los restaurantes del barrio podrán brindar su servicio en el espacio y utilizar los productos del huerto, beneficiando su imagen al promover el consumo saludable de productos orgánicos locales como estrategia de marketing. Los vecinos podrán intercambiar experiencias y aprendizajes en comunidad, hacer aportes que enriquezcan la instalación, y llevarse plantines a su casa para replicar los cultivos. De esta manera promovemos una actitud resiliente, fomentando el acceso directo hacia alimentos nutritivos y frescos y creando una solución concreta ante la amenaza de una futura crisis alimentaria. Planteamos una organización horizontal, generando una red distribuida y flexible de actores locales. Como tecnología de articulación desarrollaremos una app donde consultar información sobre las etapas de cultivo y registro colaborativo del trabajo en la huerta. En la estación integramos pizarras para asentar experiencias y procesos, y material editorial de consulta para garantizar el acceso inclusivo a la información. Proponemos la coordinación del espacio por parte de los restaurantes, vinculándolos responsablemente como líderes comunitarios, encargados de moderar turnos y roles de trabajo entre los vecinos.

Desafío

El contexto de pandemia genera una fuerte reflexión acerca del origen de los productos que consumimos y la capacidad de autosuficiencia. Las rutas de distribución alimenticia se ven afectadas, generando desconfianza en los productos que llegan a nuestros hogares y que se suman al uso de agroquímicos a nivel industrial. El autocultivo y los huertos urbanos están ganando fuerza como reacción sostenible a la crisis global. Los espacios públicos organizados de manera anónima y centralizada, resultan inadecuados para el nuevo distanciamiento físico. Para evitar grandes aglomeraciones y recobrar la confianza en la vuelta a las calles pos covid, desde la pequeña escala resulta necesario crear nuevos espacios de encuentro que involucren la participación ciudadana y sirvan como vehículo para practicar lazos comunitarios. Identificamos a quienes se ven afectados en primera línea por la situación actual: la actividad gastronómica. Los locales cuentan con espacios cerrados inadecuados para prestar servicio en cuanto al distanciamiento físico, y esta situación se agrava con la escasez y desconfianza sanitaria de los espacios públicos a su alrededor. En consecuencia muchos restaurantes están cerrando y perdiendo su relación con los consumidores, lastimando la identidad colectiva e histórica de numerosos barrios en las ciudades, y causando una urgencia económica inmediata. En este marco encontramos una oportunidad de reactivación económica local dirigida a la relación entre los vecinos y los restaurantes.

Potenciabilidad y Escalabilidad

"Utilizaremos materiales universales y asequibles con proveedores locales que se puedan ensamblar de manera práctica, promoviendo la facilidad de réplica en contextos diversos. La estructura metálica se completa con cajones de madera y macetas plásticas para el huerto, iluminación led y conexión eléctrica a través de paneles solares. El proyecto es de bajo costo y de realización y ejecución inmediata, con diversos estadíos y niveles de participación de acuerdo al desarrollo de la huerta y los procesos de apropiación vecinales. El diseño modular permite su expansión de acuerdo a las necesidades emergentes, contemplando añadir más espacio para el huerto y mobiliario y con posibilidad de incorporar nuevos usos culturales como ferias, talleres y proyecciones al aire libre. Para el beneficio de réplica, a futuro se contaría con una aplicación digital ya conformada lo cual reduce el costo total del proyecto y posibilita perfeccionar su desarrollo según los procesos evaluados de Estación Cultivo. Durante la incubadora construiremos el prototipo y desarrollaremos la app en un plazo de 90 días, trabajando también en el scouting y capacitación de los restaurantes interesados en transformarse en líderes comunitarios y responsables de coordinar la instalación. Se instalará el prototipo en un espacio público estratégico y de alto impacto en la ciudad de Buenos Aires con proximidad a los restaurantes. El inicio de su funcionamiento contará con una variedad de plantas que permita trabajar en lo inmediato las instancias de germinación y transplante a mesas de cultivo, así como el intercambio de plantines y el uso del espacio para comer. La cosecha de alimentos se dará continuamente a partir de los 2 meses de instalación según los tiempos de crecimiento de cada hortaliza. "

¿Te interesa esta idea?

País

Categoría

Temática