Reinterpretando tu espacio urbano

Equipo: Juan Camilo Romero Espinosa, Andres David Triana Diaz, Laura Andrea Sandoval Laiton, Diana Maria Mora Barreto, Adriana Lucia Correal Lesmes (Laboratorio de urbanismo Universidad Piloto de Colombia)
Descripción de la propuesta

Para nuestra propuesta nos basamos en el principio de la señalética, la cual es una dialéctica aplicada en efectos de cultura ciudadana en espacios concurridos, generando cambios conductuales en el distanciamiento físico necesario debido a la pandemia. Buscamos que permita establecer un orden sistémico con un mejor desarrollo de la movilidad dentro de estos espacios. Nuestro interés y conocimiento en el urbanismo táctico como tendencia para el cambio de conductas en los ciudadanos nos permite afirmar que, por medio de mobiliario y señaléticas diseñados en el principio de intervenciones de bajo costo, acompañado de una delimitada zonificación para orientar a los usuarios dentro de las estaciones, paraderos, ciclovías y espacio públicos, se puede educar a los ciudadanos sobre el buen uso del sistema, garantizando el distanciamiento y orden dentro del mismo. Nuestra reflexión abarca también todos los espacios públicos de movilidad que identificamos como lugares de permanencia e identidad ciudadana; hoy un parque, andén o una plaza, deberán ser lugares para el tránsito y permanencia reducida, en donde las aglomeraciones sean evitadas. Por medio de frases y dispositivos específicos se hará un constante recordatorio de cómo debemos usar estos espacios ahora, especificando la intervención a través de la definición de zonas de espera del bus y circulación en cada sentido y organizando así la forma en la que las personas se mueven dentro del sistema, Además, identificamos la situación que se desarrolla en torno a los vendedores ambulantes, pues se consideran una parte importante para resolver aglomeraciones, integrándolos al espacio público y delimitando su radio de seguridad. Por otra parte, la bicicleta se ha convertido en una alternativa eficaz en tiempos y distanciamiento.

Desafío

Es un hecho que las ciudades y el urbanismo convencional cambiarán después de la crisis, como se ha evidenciado a través de la historia. Por ejemplo, con la peste negra se dio paso al movimiento renacentista que trajo a las ciudades nuevas formas de habitarla con ciertas normas de limpieza y organización social y urbana. De igual forma, con la fiebre española, los restaurantes salieron a apropiarse de las calles, evitando los espacios cerrados. Por esta razón, se puede afirmar que la situación actual no es un evento sin antecedentes, sino que traerá cambios relevantes en la forma en la que vemos la ciudad, cómo nos apropiamos y la habitamos de una forma más consciente y segura. Los semilleros de urbanismo táctico y placemaking junto al de movilidad urbana sostenible, nos hemos interesado por introducirnos en los cambios que se avecinan, entendiendo este problema desde un punto de vista objetivo, identificando que nuestro fin es desarrollar propuestas claras, de bajo costo a problemáticas en la apropiación del espacio público y los elementos que la conforman, generando resiliencia y cultura ciudadana a través de elementos que aporten nuevas formas de interpretar los espacios urbanos y entendiendo cuáles son los espacios críticos en la ciudad con aglomeración desbordada y descontrolada. Se entiende que los espacios públicos destinados a la movilidad, representados en el sistema de transporte masivo de Bogotá, los espacios para ciclovías y los parques que se consideran accesos a las zonas de movilidad necesitan ser repensados. Estos espacios no cuentan con un diseño apropiado para el distanciamiento físico, trayendo fuertes afectaciones en esta época de pandemia.

Potenciabilidad y Escalabilidad

"La escala de la movilidad en transporte masivo y sus estaciones es fundamental para las ciudades, en especial en los puntos de aglomeración que representan un gran riesgo de contagio. Es por esto que se deben zonificar los espacios de acuerdo con los usos principales de la estación: acceso y circulación en el sistema, delimitación y separación de los espacios (sin que se interpongan entre sí), la división de circulaciones por sentido, puntos para lavado de manos y señalética de urbanismo táctico con mobiliario informático que permita a los usuarios un mejor uso del sistema. Es importante empezar a replantearnos nuestro método de transporte más usado en las ciudades, si el objetivo es mantener un distanciamiento físico necesario y obtener ciudades más verdes; el uso del transporte alternativo parece una de las mejores opciones para conseguirlo. La intervención propuesta enfocada a la movilidad busca proveer de un espacio señalizado correctamente para evitar la mayor cantidad de conflictos entre los diferentes actores viales. Para esto, se cede un espacio al interior de una vía importante, el cual busca separar la movilidad alternativa de un espacio recurrente por los peatones. Así mismo, delimitar en cruces los lugares de espera para mantener el distanciamiento y evitar el contagio En cuanto al mobiliario para espacios públicos como plazas y demás, está hecho a partir de estibas que forman una sola silla con medio reposabrazos que al unirse completan el uno y crean un separador entre dos personas con el fin de cumplir el distanciamiento físico. Dicho módulo puede ser reubicado de varias maneras. Sin embargo, para evitar aglomeraciones se recomienda que el “radio de protección” esté ocupado por máximo 4 de estos. "

¿Te interesa esta idea?

País

Categoría

Temática