Geometría lúdica: Juego seguro

Equipo: Claudia Cecilia Rios Carranza
Descripción de la propuesta

Frente al cambio de perspectiva de nuestro desenvolvimiento en los espacios públicos y la necesidad de buscar maneras de incentivar la exploración, me parece oportuno pensar desde “mi niño interior” y utilizar el juego como mecanismo de motivación. La finalidad es crear experiencias lúdicas, interpretadas de manera muy subjetiva e individual, pero que sean compartidas por la comunidad. Claramente, el distanciamiento físico es una prioridad, y es por eso que el juego lo utilizará como herramienta. Consiste en montar una instalación lúdica de la siguiente manera: 1- Situar el trazado dentro del espacio público, con una morfología cuadrada o circular o con área mínima de 150m2. 2- Trazar una circunferencia con un diámetro de 16m . Luego trazar una recta en el eje x y eje y , partiendo del centro, y abarcando todos los cuadrantes. 3- Unir los puntos tangenciales y a partir de eso formar la grilla. 4- El resultado es una retícula de cuadrados y triángulos, con aristas que varían entre 3m y 4m, en relación al diámetro de la circunferencia. 5-Se emplean pilares en los puntos tangenciales así como bloques de cemento, estos van ubicados en los puntos de intersección 6- Con estos elementos posicionados, se empieza a armar la grilla a base de cuerdas, que delimitan el espacio. Estas cuerdas permitirán armar triángulos para espacios individuales y cuadrados para espacios a compartir u otra intención. La idea principal de esta instalación es crear una experiencia diferente, con limitación de aforo, contacto físico, pero que a su vez, sea dinámico e inclusivo para toda una comunidad. A partir de ideas sencillas dejar trabajar la imaginación y encontrar una manera diferente de disfrutar.

Desafío

El concepto que teníamos de espacio público, antes de la pandemia, ha sido algo bien definido, porque hemos experimentado a lo largo de nuestra vida sus cualidades, y a partir de eso, interpretado los aportes que le dan a nuestra vida. Por lo general, los definíamos como lugares que nos permiten disfrutar, y este verbo era aplicado para cualquier tipo de actividad. Podría aplicarse al deporte, juego, lectura, meditación, conversación, etc. Este concepto, en la realidad nueva y diferente que afrontamos ahora, en la que predominan las emociones como el miedo, precaución, desconfianza, y donde la distancia física se ha convertido en nuestro escudo de protección; han puesto en discusión el concepto que tenemos de estos espacios, el comportamiento y desenvolvimiento dentro, y la importancia que tienen en nuestras vidas. A lo largo de estos meses, y de forma gradual, hemos identificado que el espacio público sigue siendo aquel lugar al que todos recurrimos como vía de escape. Lo que no está claro es cómo actuar una vez ahí, como seguir compartiendo de manera colectiva, en comunidad, pero sin poner en riesgo nuestras vidas. El reto en este momento, es cómo incentivar las experiencias colectivas e individuales desde el disfrute y no desde la desconfianza y miedo. Hay que motivar a cambiar de perspectiva y entender que no necesitamos del contacto físico para expresar nuestras emociones y sentimientos, y que no existe ninguna limitación para seguir conviviendo en sociedad.

Potenciabilidad y Escalabilidad

"Cada espacio público tiene una esencia única, ya sea por su morfología, ubicación territorial, equipamiento, mobiliario y/o contexto social. Sin embargo, lo que es común, es la necesidad de utilizar este espacio para sentirnos libres y disfrutar de lo tangible e intangible. Esta idea tiene la intención de ser sencilla al ser replicada, es por eso que parte de una grilla con medidas que pueden variar de acuerdo al territorio. Con materiales y equipamiento de fácil acceso y producción. Si bien una de las premisas es priorizar el distanciamiento físico, cabe la posibilidad de modificar la grilla y abrir y cerrar espacios a libre elección, o incluso sólo delimitar el espacio central. No es la intención de crear algo rígido, sino todo lo contrario, utilizar nuestra propia decisión de distanciamiento y reforzarlo con elementos de esta instalación. Para probar el funcionamiento de esta idea, se escogió una rotonda ubicada en el parque Kennedy en el distrito de Miraflores, en Lima. Es un lugar que antes de la pandemia , era muy concurrido, había mucha actividad comercial a través de una feria artesanal, se convirtió en un punto de encuentro para muchas personas. La adquisición de los materiales y producción de los elementos debe trabajarse en paralelo, y montarlo secuencialmente. Comenzar con los elementos principales tales como los pilares de bambú y pirámides de cemento. Conseguir una cuerda que sea de fácil manipulación y con poco peso, es por eso que se eligió utilizar tela, específicamente la que se utiliza para la gimnasia acrobática, con resistencia y flexibilidad y con variedad de colores. Con todos los elementos listos, empezar con el armado de la grilla, utilizando accesorios de anclaje a los apoyos e ir verificando alturas, ya que debe ser usado por niños y adultos. "

¿Te interesa esta idea?

País

Categoría

Temática