Aula Vivo Mi Calle

Equipo: Vivo Mi Calle de Despacio.org, Juan David Marulanda
Descripción de la propuesta

El parque longitudinal 72W es un espacio urbano resultado de un proceso de renovación urbana concluido en el año 2011. En el año 2015, la alcaldía abrió la convocatoria que buscaba la construcción de obras artístico-arquitectónicas en el espacio público de la ciudad y costado norte del parque 72W fue seleccionado para la construcción de una de estas obras. Sin embargo, la construcción de la obra fue abandonada antes de ser finalizada dejando un espacio sombrío que es evitado por la comunidad. Vivo Mi Calle busca regenerar este espacio y adaptarlo a las necesidades de distanciamiento social, teniendo en cuenta que actualmente la comunidad no cuenta con ningún espacio diseñado según las normas de bioseguridad. Este espacio se transformará en un aula segura y flexible con 4 espacios que buscarán brindarles un lugar para ejercitarse, para aprender, para construir y para sembrar.. El proyecto Vivo Mi Calle se caracteriza por incluir la voz de la juventud en los procesos de planificación y regeneración urbana. Por esta razón, y teniendo en cuenta la red comunitaria ya establecida en el sector, Vivo Mi Calle desarrollará una encuesta virtual dirigida a la juventud para que colectivamente identifiquen sus necesidades y definan la organización de cada uno de los espacios haciendo uso de Engánchate (mobiliario urbano flexible). Engánchate apoyará las actividades planteadas por la comunidad en la zonificación del espacio. En el área de actividad física, ejercitar, se puede ubicar una tumbona (la superficie horizontal es extendida para apoyar los pies) para el descanso, en el área siembra materas enganchadas, el área de aprendizaje sillas unipersonales y en el espacio del taller una mesas enganchadas. La ubicación, mezcla y uso de este mobiliario será definido colectivamente.

Desafío

Vivo Mi Calle es una iniciativa participativa que busca mejorar la salud y el bienestar, además de empoderar a los adolescentes por medio de la regeneración y creación de espacios públicos y conexiones seguras fomentado su derecho a ciudades saludables. El proyecto, diseñado para involucrar a los adolescentes en los procesos de planificación y regeneración urbana definiendo los riesgos de su contexto e implementando soluciones desarrolladas en conjunto para mitigarlos, ha identificado la falta de espacios adaptados a la pandemia para que la juventud se pueda reunir, hacer ejercicio o tomar clases grupales de manera segura. Vivo Mi Calle trabaja en barrios vulnerables al oriente de Cali y ha seguido de cerca el impacto de la pandemia en estas zonas. La juventud se ha visto muy afectada en su desarrollo social, económico y educativo. Las clases presenciales se han suspendido y solo los estudiantes con una conexión a internet estable han podido continuar con su año escolar. Sólo el 3% de los estudiantes tiene una conexión a internet estable, el 90% tiene internet prepago y el 3% no tiene ningún tipo de conexión. En este momento ya muchos estudiantes no cuentan ni con el servicio prepago. Además, los jóvenes que no han podido o sólo pueden continuar sus clases de manera intermitente, están en riesgo pues la zona se caracteriza por la presencia de bandas delincuenciales que buscan reclutar jóvenes, quienes al no tener nada que hacer y por la presión de las pandillas acceden a formar parte de estos grupos. En la zona existen varias asociaciones comunitarias juveniles que podrían colaborar con su educación, fomentar el ejercicio y otras actividades, pero estas agrupaciones no cuentan con lugares adecuados a las normas de bioseguridad para continuar con sus programas.

Potenciabilidad y Escalabilidad

"Vivo Mi Calle tiene un gran marco de evaluación y monitoreo que incluye la evaluación del impacto de las intervenciones en la comunidad. Esta evaluación incluye tres metodologías: 1. Una metodología de observación llamada SOPARC para actividades de juego y recreación con la cual podemos establecer el número de personas que utilizan el espacio según sexo y edad antes y después de la intervención y el tipo de actividad que realizan, es decir, el uso del espacio antes y después; 2. Una metodología para establecer el impacto de las características del entorno basada en la metodología PEDS; y 3. Una encuesta a los usuarios basada en las encuestas elaboradas por Jan Ghel. Los resultados de estos análisis serán presentados a nuestros aliados (la Secretaría de Movilidad, la Secretaría de Paz y Cultura, la Subsecretaría de Equidad de Género y la Subsecretaría de Territorios de Inclusión y Oportunidades) con el fin de visibilizar el potencial y la efectividad de este tipo de intervenciones en barrios vulnerables buscando escalar este tipo de acciones a nivel ciudad con el apoyo de la Alcaldía. Asimismo, Engánchate puede implementarse en otros espacios públicos de la Comuna teniendo en cuenta el distanciamiento social necesario para mantener a los usuarios seguros. Este mobiliario urbano es fácil de construir y tiene la posibilidad de adaptarse a diferentes espacios públicos, especialmente la silla unipersonal. El diseño del Aula Vivo Mi Calle en la 72W es una gran oportunidad para evaluar y replicar aprendizajes en otros espacios públicos buscando cubrir las necesidades actuales de la comunidad, fomentar la salud y fortalecer los vínculos entre vecinos. "

¿Te interesa esta idea?

País

Categoría

Temática