Piñon Urbano. Pedalear, descansar, compartir.

Equipo: Victor Hugo Villarreal Molina, Rubi Isabel Rosquellas Espada
Descripción de la propuesta

Nuestro mobiliario es urbano versátil y multifuncional, es una banca o asiento diseñado en base a la ergonomía del usuario; es posible sentarse, recostarse, apoyarse, apropiarse del mobiliario de manera cómoda y no convencional, situación que permite al ciudadano volver a la calle, al espacio público de manera confiable, es también un cicloparqueadero, que permite el anclaje de bicicletas de manera segura e integra la bicicleta al uso del elemento urbano tanto como parte del mismo para sentarse o para utilizar la bicicleta como elemento o barrera de distancia social. Es un prototipo variable, cuyas maneras de uso y apropiación del usuario son el punto de partida para el diseño y la conformación funcional. Al inicio de las definiciones de proporcionalidad del prototipo se establece las características formales en relación a las medidas del cuerpo humano, la ergonomía es la que guía la definición de posibilidades morfológicas mediante el diseño paramétrico. La forma propuesta del prototipo es adaptable, puede adecuarse a las características del espacio público que lo contenga manteniendo sus atributos funcionales. Se cuenta con 3 tipologías adaptables. Gracias a la forma de las tipologías desarrolladas, éstas pueden ser complementadas con otros elementos urbanos tales como luminarias, basureros, jardineras, árboles y lavamanos urbanos para propiciar la higiene constante de las manos, una nueva práctica que propiciamos en nuestra propuesta. La bicicleta y su uso en las ciudades durante y pos Pandemia se constituye en una práctica de movilidad que garantiza el distanciamiento social, la ciudad de los viajes cortos y la vivencia del barrio sus parques y sus plazas, nuestra propuesta es parte fundamental de este uso de la bicicleta, un incentivo, un apoyo, UN VOLVER A LA CALLE!

Desafío

Aceptamos el hecho de que la transformación del espacio público en la ciudad post Pandemia estará ligada a cambiar nuestros modos de transporte convencionales para activar el uso de la bicicleta de forma masiva. Encontramos el problema de la insuficiencia de infraestructura ciclista: ciclocarriles, cicloparqueaderos en espacios públicos, que no permite tener la comodidad de llegar a puntos estratégicos y hacer una parada, con distanciamiento social prudente. La mayoría de los mobiliarios para descansar no cuentan con la forma ergonómica de múltiples alternativas de posición y posibilidades de multiplicación a diferentes escalas y configuraciones urbanas. El desafío al que nos involucramos responde a un nuevo escenario urbano, más sostenible gracias a la promoción del uso de un medio de transporte limpio, más inclusivo proponiendo un prototipo que puede replicarse en distintos ámbitos urbano sociales dejando que todas las personas sin distinción puedan utilizarlo, y resiliente adaptándose a diferentes escalas y entendiendo el espacio desde la perspectiva del usuario que necesita sentirse seguro, cómodo y volver a ocupar espacios públicos que hoy en día se encuentran vacíos y ausentes. El distanciamiento social planteado como una alternativa de definición ergonómica de diseño de mobiliario urbano, define las características esenciales de un prototipo receptor de los 2 actores principales de la movilidad para la vuelta a la calle hacia los espacios públicos urbanos, el peatón y el ciclista. Tomando en cuenta que el modo de transporte más seguro y menos perjudicial para el medio ambiente, es la bicicleta, apostamos a la alternativa de transformación de las ciudades a través de su espacio público, modificando prioridades y abriendo posibilidades hacia el incremento de su uso

Potenciabilidad y Escalabilidad

El prototipo logrará un efecto multiplicador a causa de su adaptabilidad en espacios públicos, garantizando su implementación y provocando la generación de actividades complementarias, multiplicando las condiciones de uso y funcionalidad de un determinado lugar. Actividades como el descanso al aire libre, el ocio con y sin compañía y la contemplación son situaciones que anhelamos mientras atravesamos el confinamiento y la cuarentena. El plan para probar y testear el prototipo garantiza contar con las capacidades técnicas de diseño, fabricación y ensamblaje del equipo de trabajo. Ambos proponentes son funcionarios públicos del Municipio y de la Universidad Pública con amplia experiencia en proyectos urbanos y con la capacidad de gestionar la implementación en el espacio público de la ciudad de La Paz, Bolivia. Es REPLICABLE a cualquier tipo de espacio público debido a las ventajas del diseño paramétrico, las variables parametrizadas tanto formales como funcionales permiten implementar cualquier tipología ya diseñada o desarrollar una nueva. DE BAJO COSTO, El material de fabricación del prototipo es común y de bajo costo debido a que es reciclado y de fácil adquisición en el mercado latinoamericano. OSB o tablero de fibras orientadas (Oriented Strand Board). Debido al bajo costo es rentable y de alto impacto. DE RÁPIDA EJECUCIÓN, Su diseño, fabricación y ensamblaje no superan los 15 días. El corte de las piezas será realizado en una máquina Router CNC. Según el cómputo realizado se estima llegar al objetivo de corte en 7 días. El ensamblaje tendrá una duración de 3 días aproximadamente y no necesita mano de obra especializada, puede ser ejecutado por los propios vecinos generando de esta manera una interacción vecinal comunitaria que fortalezca la comunidad y la empatía.

¿Te interesa esta idea?

País

Categoría

Temática