Lumin-Box

Equipo: Susy Milagros Torres Chicoma, Silvia Zuelly Ucañay Puicán, Enrique Alonso Yi Ramos
Descripción de la propuesta

Lumin-Box es un kit para activar espacios públicos post- pandemia que consiste en 10 cubos base donde cada uno posee diferentes tamaños, colores, texturas y luces. Es decir, diferentes personalidades pero que comparten el lenguaje universal de la música, ya que cada uno produce un sonido distinto al ser usado, únicamente a través de las pisadas en ellos. También se brinda un instructivo con los modos de juego, presentando algunas de las múltiples posibilidades de uso. Se caracterizan por su flexibilidad, haciendo posible la implementación de una rampa de acceso. Además, posee una metodología de trabajo donde el usuario se involucra desde la elección de su espacio. Se logra interactuar en el espacio común sin la necesidad de poner en riesgo la salud dado que los módulos se presentan cada uno de forma independiente y con aforo de una persona. Lo único que se necesita para usar y ser parte de la activación es subirse a uno de ellos y pisarlo. Los materiales contemplados fueron policarbonato, ángulos metálicos, tornillos y tuercas. Se tuvo en cuenta el carácter no solo lúdico, sino también prosumer ya que con una variación recoge energía solar. Se buscó producir una dinámica que le brinde al usuario un escape lúdico, una experiencia sensorial a través del tacto, sintiendo diferentes texturas con sus pasos; la escucha, generando diferentes sonidos y la visión observando el escenario urbano con efectos especiales construido entre todos y todas. Lumin-Box actúa en la calle de forma itinerante para fomentar la resiliencia en las personas y que cuando pasen por este espacio, dejen sus enclaves para volver a ser niños y niñas, re-explorando la ciudad en un nuevo estilo de vida y de forma segura.

Desafío

La pandemia mostró la precariedad de las diversas infraestructuras, tanto del sistema de salud como de la insatisfacción de las necesidades ciudadanas. Aunque distintos especialistas alrededor del mundo fueron incisivos con diversas recomendaciones para evitar la propagación del virus, una de las más importantes fue mantener el distanciamiento social. Sin embargo, cómo movilizarnos dentro de la ciudad manteniendo aquella sana distancia si la infraestructura ejemplar de la fragilidad de los servicios públicos son nuestras calles. En nuestra ciudad de Chiclayo, las calles se encontraban en un estado de obsolescencia urbana mucho antes de la coyuntura, un escenario bastante usual del contexto latinoamericano. La escasa y fragmentada vitalidad de estos espacios comunes es inminente, dado que la gestión de nuestra ciudad priorizó el uso del automóvil, negándole al peatón ese espacio común que le corresponde por su derecho a la ciudad. Razón por la cual se concluye que otro desafío, es la escasez de espacio adecuado para transitar siguiendo las recomendaciones de distanciamiento. Estamos viviendo un momento histórico, nos paralizamos ante la aparición de un virus que no perdona edad, género, idioma o religión; lo que se convirtió en objeto de conversación y razón de trauma para muchos. Por consiguiente, otro de los desafíos encontrados y quizás el más importante, es encontrar la manera de volver a nuestras calles, pero de forma segura y apropiándonos de nuestro espacio, volver a encontrarnos y poder interactuar finalmente en nuestro lugar común, buscando esa distracción en una vida urbana vibrante que aporte beneficios a nuestra salud física y mental; a fin de que la nueva normalidad en la ciudad sea una serendipia de oportunidades para habitar la ciudad como merecemos.

Potenciabilidad y Escalabilidad

"Los 10 módulos presentados, constan de una base fija y una tapa completamente personalizable, poseen la capacidad de ser transformado y adecuado según la identidad de los usuarios: las variaciones posibles son infinitas. Gracias a su morfología, es posible replicar las Lumin-Box para alcanzar la realización de intervenciones de mayor escala. En el carácter replicable y adaptable de los módulos propuestos, radica el impacto que puede llegar a tener a nivel metropolitano. Incluso podrían convertirse en módulos fijos de manera sencilla, únicamente modificando el encuentro con el suelo. La propuesta en conjunto podría llegar a formar distintos tipos de espacio. Sobre el plan para el testeo de la idea, se diseñó un cronograma con un listado de acciones necesarias para la realización del prototipo, que incluye el desarrollo de la propuesta de forma más detallada, incluyendo el organismo constructivo y mecánico. Es posible terminar el desarrollo a través de home-office aunque si fuera necesario, contamos con una oficina en común en el domicilio de una participante del equipo para continuar el proceso de incubación. Posteriormente, se realizaría la compra de materiales y recorte de piezas en talleres de carpintería locales, así como la realización de circuitos necesarios para el adecuado funcionamiento de las luces led. Finalmente, se fabricaría el prototipo en un espacio abierto, cercano a la oficina, que permita las medidas de distanciamiento y ventilación adecuadas; además de contar con un aforo de tan solo las 3 personas participantes del equipo. "

¿Te interesa esta idea?

País

Categoría

Temática