Coordenada 0

Equipo: José Aguirre Déleg, Ana Benalcazar Nieves, Gabriela Bustos Cordero, Daniel Tello Enríquez, Lina Flórez Díaz, María Elisa Rodas Correa, Sebastián Vanegas Bravo, Sirio y Persea, Contingente Taller de Arquitectura, Urbanismo y Paisaje.
Descripción de la propuesta

Coordenada 0, será el epicentro de transformación y adaptación de la nueva normalidad dentro del espacio social, recuperando la confianza en la vida pública, a través de un diseño flexible que dé respuestas a una realidad en crisis. El diseño de un “Sistema Adaptativo Múltiple”, permitirá reaccionar a la situación de emergencia y retornar a la calle para revitalizarla. Así como volver a los espacios de encuentro para la promoción de actividades sociales, económicas, comunitarias, educativas y ambientales. El artefacto busca la resiliencia urbana en varias dimensiones: Económica: materiales de bajo costo, fácil acceso y aptos para un segundo uso o reciclaje. Se construirán capacidades locales para que, posterior a la implementación del artefacto, los usuarios puedan mantenerlo fácilmente. Emergente: ejecución eficiente para dar respuesta a posibles escenarios de distanciamiento físico, con la elasticidad necesaria para mantenerse operativo durante fases transitorias de la emergencia. La flexibilidad del artefacto generará soluciones para los desafíos de Vida (Pabellón de Salud y Biotopo para Fauna), Producción (Logística para la distribución de productos y servicios barriales, formales e informales) y Bienestar Social (Mapeo de servicios comunitarios y uso didáctico, lúdico y de capacitación para los usuarios.). Social: Las personas son nuestro eje fundamental, por tanto, se potenciará el aprendizaje colectivo para generar un alto impacto comunitario, que acelere los cambios en su adaptación a la nueva normalidad. Para esto, se desarrollarán procesos de participación activa que permitan la apropiación del espacio público con un enfoque inclusivo, de género que considere a grupos vulnerables, y que dinamice la vida social, fortaleciendo la economía local.

Desafío

La Calle es el lugar donde gran parte de la vida social transcurre. El COVID-19 ha condicionado este espacio y revelado los retos a los que nos enfrentamos como sociedad. Nuestra incapacidad de adaptación a nuevas dinámicas de distanciamiento físico, han exacerbado desigualdades urbanas presentes en el espacio público, evidenciando a gran escala las constantes problemáticas sociales de la región. En este sentido, como lo plantea Joan Subirats, el desafío es reactivar la vida urbana, entendida como todo aquello que sucede principalmente en tres facetas: Vida, Producción y Bienestar Social, dimensiones que enmarcan los problemas sociales que hacemos alusión en este diagnóstico: Vida: la curva de contagio en América Latina va en crecimiento, por lo tanto, urge encontrar espacios de proximidad que permitan suministrar información precisa sobre prevención y control sanitario a través de testeos rápidos o identificación de focos de infección. Producción: se visibilizan dos grandes problemas, a) seguridad alimentaria: los canales de producción y distribución se han visto afectados, esto ha llevado a especulación sobre precios de productos básicos y desabastecimiento; b) el aumento de la tasa de desempleo ha conllevado a la informalidad (ambulante y estacionaria) y precarización laboral. Bienestar Social: el distanciamiento social ha reducido el derecho al uso y disfrute de actividades en la calle y espacio público, con ello se han visto afectadas principalmente poblaciones vulnerables como grupos minoritarios, grupos de riesgo, niñez y juventud, así como el derecho a manifestarnos y fortalecer nuestros lazos comunitarios. Finalmente, el desafío inherente, es nuestra capacidad de adaptación y resiliencia a la situación actual, dentro del periodo de transición.

Potenciabilidad y Escalabilidad

"La adaptación al contexto local y la activación de la vida urbana, sitúan a Coordenada 0 como punto de referencia para una nueva configuración del espacio público. La gestión sostenible del artefacto mediante procesos de co-construcción y aprendizaje colectivo, garantizan su evolución en relación a las necesidades y aspiraciones comunitarias. Por tanto, su escalabilidad será parte de un desarrollo progresivo y espontáneo mediante el uso de Mobiliario de pequeño formato. La producción de un Manual de uso, como insumo final de la incubación, busca difundir los aprendizajes y experiencias del proyecto para su futura replicabilidad en otras latitudes de LAC. El plan presenta un diseño constructivo preconfigurado, seguido por una socialización biosegura que potencie el proceso de inteligencia colectiva e implementación. Se definirán los insumos y se solicitarán los permisos necesarios a la entidad competente. El ensamblaje se trabajará por medio de asambleas participativas digitales y físicas bioseguras, donde se tomarán decisiones de ubicación y potenciales actividades. La reactivación y apropiación del espacio se vinculan a los conceptos que guían la propuesta: Vida, Producción y Bienestar Social. Posteriormente, se facilitarán metodologías de evaluación y monitoreo, que permitan a la comunidad mapear los resultados de la intervención para mejorar los procesos. Finalmente, se buscará la articulación con actores públicos y privados para entretejer los saberes locales, los técnicos y los de política pública. Paralelamente se documentará prácticas, momentos de apropiación y encuentro colectivo que sistematizan, ilustran y ejemplifican la implementación en todas sus fases, mediante un manual de uso para una futura replicabilidad en otras ciudades de LAC."

¿Te interesa esta idea?

País

Categoría

Temática